Sebastián Ruiz Padre Guardián de Guadalupe - «El día que Guadalupe pase a Extremadura, repico las campanas»

Sebastián Ruiz

Ni tiene entonación de cura, ni ejerce de prudente, ni escapa de las preguntas comprometidas. Es sincero hasta el punto de emocionarse al decir lo que piensa y lo que siente. A los 30 años se hizo franciscano porque era una orden con presencia en su pueblo, Campanario, y porque le atraía la vida y la obra de San Francisco de Asís.

-¿Cómo reaccionaron en su casa cuando anunció a los 30 años que se iba a hacer franciscano?

-Pues imagínese, acostumbrados al tío y al hijo o al hermano que estaba siempre allí. Supuso un revés grande. Mi madre tenía un San Francisco en casa de una talla considerable, de un metro más o menos. Lo tenía siempre en el comedor, adornado con flores. Cuando me vine a los franciscanos, le dio la vuelta y lo puso mirando para la pared. En aquel primer momento, supuso el desprenderse de alguien, pero cuando ha hecho falta, hemos estado.

Lea la entrevista completa pulsando aquí.